La limpieza de los tresillos en casa

El salón de casa es la tarjeta de visita de cualquier domicilio y como cualquiera tiene en él sofás, sillones o tresillos es conveniente someterlos a un cuidado y limpieza exhaustivos.

Limpieza de tresillos

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de la limpieza de tapicerías es el material del cual están hechos los sofás o tresillos de nuestra casa, ya que no es lo mismo un armazón que otro, ni un tapizado, por ejemplo de cuero, que un entelado.

Materiales diversos de los tresillos

Los sofás más avanzados tienen como novedad un repelente al polvo que hace que no haya que limpiarlos con tanta frecuencia, lo que provoca una mayor consistencia y durabilidad.

Los sofás con soporte de madera deben ser limpiados con un trapo para quitar el polvo. Luego ya viene el asunto de la tapicería y aquí entran los productos de limpieza más adecuados para cada tipo de tejido.

Siempre que vayamos a proceder a la limpieza de un tresillo es importante pasar un aspirador por él para quitar las migas y partículas menudas que puedan haberse depositado en su superficie y junturas. Si el sofá es de piel deberíamos aplicar ceras o cremas que ayudan en la hidratación del cuero.

Cuando la limpieza de los sofás es cosa nuestra

En general no se puede hablar de una regla para proceder a la limpieza de los sofás. Todo depende del soporte y material del que estén hechos. Lo mejor es tener a mano los productos adecuados para cada superficie y para ello nada mejor que leer las etiquetas e instrucciones que llevan de fábrica y por supuesto, en caso de duda, preguntar al vendedor que siempre es un profesional y conoce la profesión.

Aunque siempre se puede contar con Limpiezas la Aurora, ¡llámenos!