La limpieza de las manchas de huevo en alfombras y moquetas

Una mancha curiosa pero que se puede producir en cualquier momento de una comida o cena es la de un huevo que se cae de cualquier plato sobre la alfombra del salón.

La limpieza de la alfombra en el caso del huevo frito, pasado por agua...que se nos cae es un asunto difícil porque es húmedo y a la vez viscoso que de inmediato penetra en las fibras de la moqueta y provoca el espanto inmediato.

El truco casero es el que ahora explicamos. Ante todo mucha calma; se trata de hacer una mezcla de jabón líquido con amoniaco disuelto en agua, haciendo con ello espuma.

Luego se frota el espacio de la alfombra manchado y se consigue limpiar la mancha dejando la alfombra de nuevo como si fuese nueva.

Cuidado, eso sí, con el amoniaco; hay que tomar las precauciones para no inhalar sus vapores tóxicos y ponerse guantes para evitar el contacto con la piel.