El pomelo ideal para acabar con las pulgas

Aunque no es estrictamente un truco de limpieza, sirve para mantener la higiene en la casa al cuidar de las mascotas y de su salud.

Se trata de que las pulgas no se acerquen a ellas y que la salubridad del hogar esté garantizada con este remedio casero cuya preparación es sencilla.

El pomelo la fruta ideal para acabar con las pulgas

Modo de empleo

Deberemos utilizar:

  • Dos pomelos
  • Medio litro de agua
  • Un frasco que sea pulverizador

Cómo usar el pomelo para que desaparezcan las pulgas

Lo primero es calentar el agua en el fuego mientras se limpian los pomelos y se cortan en rodajas sin quitarles la piel.

Cuando el agua hierva, se echan los pomelos en el interior del recipiente y se ponen a cocer a fuego lento por espacio de una hora.

Tras esto, se retira el recipiente y se deja enfriar, para que una vez tenga temperatura normal se pueda verter el contenido, ya colado, en el frasco pulverizador.

Una vez hecho esto, con el difusor se libera la mezcla por la cama de la mascota y zonas en las que suela estar tumbada de tal manera que el olor a pomelo impregne esas zonas.

También se puede pulverizar el pelo del perro o gato, cuidando que no afecte a zonas delicadas como los ojos, así las pulgas, caso de existir se desprenderán, por lo que se pueden aniquilar de inmediato, consiguiendo de paso una efectiva limpieza e higiene de la mascota y casa.

Este tipo de insecto no es receptivo al aroma de cítrico, en especial el pomelo, por lo que las zonas pulverizadas quedarán libres de pulgas y si se utiliza de vez en cuando, puede ser importante en la limpieza de la vivienda.

Para este y otros consejos, sigue nuestro blog y contacta con nosotros, estaremos encantados de atenderte.