Cómo recuperar el color en suelos de linóleo

Otro problema con el que nos podemos encontrar en los suelos de linóleo y esto me lo comentaron mis amigos de Limpiezas La Aurora, es que debido a fregarlos con demasiada agua, o por aplicar productos de limpieza no adecuados, haya partes que se hayan decolorado y perdido su brillo natural.

Claro, la solución podría pasar por llamar a una empresa de limpieza y que se ocupase del asunto y si son éllos seguro que sale todo bien.

Pero como tienen profesionales que además se las saben todas, me comentaban que si no es muy grave la cosa y la superficie estropeada es reducida, la solución al problema de la decoloración del suelo de linóleo es tan sencilla como disolver una yema de huevo batida en medio litro de agua y extender la mezcla por la superficie dañada dejando secar después.

Y nada más, esperar y comprobar los resultados. Genial y muy barato. Así son mis amigos.