Cómo quitar el óxido del cobre

Siguiendo con los distintos remedios que hay para limpiar el cobre, podemos hablar de cuando el cobre se encuentra oxidado y hay que devolverle su brillo.Para los casos normales, con utilizar vinagre o zumo de limón y un estropajo suave, el cobre queda limpio y sin óxido. Caso de que fuera una pieza repujada también se puede utilizar un cepillo para llegar a todos los ángulos.Quitar el óxido del cobrePero cuando el óxido es viejo la limpieza se complica y hay que utilizar otros métodos.Lo mejor es usar la lejía y hacer una mezcla de agua y aquella al cincuenta por ciento, ponerla a cocer y sumergir las piezas de cobre durante cinco minutos. Luego se procede a la limpieza de la pieza de cobre con vinagre y sal y se le sacará brillo con una gamuza fina.Puede ser que el óxido esté muy agarrado y entonces no quedará otra que ampliar el tiempo de cocción del agua y lejía o bien aumentar la proporción de ésta, según los casos.Espero que con todo esto y lo de estos días atrás el cobre que tengáis en casa quede bonito y decorativo y en según qué casos, lo podáis utilizar de nuevo.