¿Cómo limpiar una alfombra en casa?

limpiar alfombra en casa

Uno de los elementos decorativos de un hogar que son claves para convertir una vivienda en un espacio cálido y confortable son las alfombras. Son perfectas para colocar en cualquier estancia de la casa, tanto en el salón, como en la zona de comedor, en el cuarto de los niños, junto a la cama de matrimonio…

Además de su función estética, también nos sirven para evitar que el frío del suelo traspase y podamos estar más cálidos en las habitaciones donde contemos con ellas. Pero disfrutar de este elemento de decoración implica tener que limpiar las alfombras de nuestro hogar con asiduidad.

¿Sabes cómo hacerlo de forma efectiva? ¿Hay que utilizar los mismos productos, aunque sean tejidos diferentes? A continuación, te damos las claves para que sepas cómo limpiar una alfombra en casa de la forma más rápida y efectiva.

Limpiar una alfombra en seco en casa

Para limpiar alfombras en seco el primer paso que debes realizar es el de aspirar concienzudamente todo el tejido. Cada día caen sobre el suelo pelos, polvo y todo tipo de suciedad que a simple vista no se aprecia, así que lo ideal es que podamos aspirarla periódicamente.

Pero cuando el objetivo es además eliminar manchas de alfombras que no pueden meterse en la lavadora ni lavar a mano, hay que hacer una limpieza en seco. Una manera muy sencilla es cubrir la alfombra son sal y dejar que actúe sobre ella, retirándola después con ayuda del aspirador. Aunque existen productos específicos para la limpieza en seco de alfombras, puedes probar con algunos productos que puedes tener en casa como bicarbonato de sodio.

También puedes preparar una disolución de lavavajillas, amoniaco y un poco de agua tibia. En vez de empapar la alfombra, pulveriza con esta solución sobre la mancha a tratar y frota hasta que veas que desaparece.

¿Cómo hacer que una alfombra huela bien?

Además de llevar a cabo las tareas de limpieza de manchas en alfombras, también queremos que no desprendan malos olores. Especialmente si tienes mascotas en el hogar, sabrás que es muy intenso el olor que se queda impregnado en el tejido de la alfombra y cuesta hacer que nuestra vivienda huela correctamente.

Un producto que sirve para eliminar olores fuertes es el bicarbonato, así que además de servirte para limpiar la alfombra, también conseguirás que no huela mal. Solo tienes que espolvorearlo por encima y dejarlo que actúe durante horas, lo mejor es que lo hagas antes de acostarte. Al día siguiente, aspíralo y comprueba los resultados.

Si quieres dejar un aroma agradable, puedes echar en una botella con pulverizador un poco de agua y unas gotas de suavizante. Lo aplicas sobre la alfombra, siempre y cuando admita ser humedecida de este modo, y luego pasas el aspirador o un cepillo sobre ella al haberlo dejado actuar.

Como limpiar diferentes tipos de alfombra

Limpiar alfombras de lana

La ventaja de contar con una alfombra de lana es que te ofrece una calidez y confort que las de tejidos sintéticos no ofrecen, sin embargo, es más complicado limpiar alfombras de lana sin estropearlas. Si se genera sobre ella una mancha visible, debes eliminarla cuanto antes.

Si es un líquido, utiliza un paño que pueda absorber la mayor cantidad de ese vertido para eliminarla de manera superficial lo más rápido posible. Después, haz una pasta con bicarbonato de sodio y agua, ponlo sobre la mancha y déjalo durante una hora. Si la mancha está algo seca, puedes hacer una solución tú mismo con vinagre, agua y lavavajillas y frotar con un paño o toalla suave.

Cuando elimines la suciedad con un aspirador, no lleves la boquilla siempre en el mismo sentido para no dañar el tejido. En el caso de que tengas que secarla, no la expongas al sol directo, de esta manera evitarás que se decolore y se estropee con mayor rapidez.

Limpiar alfombras de yute

El yute es una fibra natural que se usa para la fabricación de alfombras y la verdad es que es una idea de decoración que queda genial en cualquier estancia. Pero para limpiar alfombras de yute correctamente hay que tener en cuenta algunos aspectos como, por ejemplo, no se le debe aplicar nunca ningún producto químico, ya que se estropearían rápidamente.

Para quitar una mancha reciente es recomendable usar jabón neutro rebajado con un poco de agua. Y para el mantenimiento de la alfombra de yute en buen estado es suficiente con aspirarla un par de veces a la semana, al menos que tengas mascotas y entonces debe realizarse a diario.

Las manchas por derrames de líquidos son mejor eliminarlas con un aspirador. Si no cuentas con uno, debes utilizar un paño que absorba y dejarlo secar al aire libre. Otra opción es intentar secarlo con un secador, pero en ningún caso hay que frotar.