Otras formas de limpiar las alfombras

Algunas veces hemos hablado de la limpieza de las alfombras y hemos dado consejos sobre esto.

Pero no existe una sola forma de proceder como con ningún tipo de superficie. De hecho vamos a considerar cómo se puede limpiar una alfombra o moqueta de forma casera desde otros aspectos.

Una manera sencilla y muy útil es poner agua caliente con un detergente lavavajillas y amoniaco y limpiar la alfombra con esta mezcla.

Las alfombras que además tienen flecos, para que éstos no se enreden se pueden dejar en remojo con agua y almidón tras el lavado. Luego se dejan extendidos y rectos con lo que tendrán cuerpo, así no se enredarán y la alfombra tendrá un aspecto magnífico.

Con esto vemos que el cuidado de las alfombras se puede hacer de una forma sencilla y fácil sin grandes desembolsos económicos.