Mantenimiento de las calderas de carbón

 

Ahora estamos a punto de encender las calefacciones y es necesario revisarlas para su correcto funcionamiento.

Limpieza de calderas de carbón

Pero durante el invierno también es preciso llevar un mantenimiento adecuado de las mismas. Hace un tiempo hablamos de las calderas eléctricas; hoy vamos a hablar de las que todavía existen de carbón.

Los depósitos de hollín son un problema, y deben limpiarse a menudo por seguridad ya que pueden taponar las tuberías y tiros.

Las cenizas también deben extraerse antes de llenar con carbón y encender las calderas. El problema radica en que tanto chimeneas como lugares en los que se deposita el carbón tienden a acumular u hollín, taponando las salidas, o cenizas, taponando los respiraderos, con lo que se pueden ocasionar incendios.

Cada cierto tiempo se necesita el profesional para quitar restos de hollín, que no es otro que el deshollinador y cada cual debe quitar las cenizas mediante el aspirador e incluso se debe emplear un spray limpiahornos.

Mucho cuidado en este sentido porque las viviendas deben tener seguridad ante todo.