Mantenimiento de la piscina en verano

En verano, para paliar los efectos del calor si no estamos cerca de la playa, la mejor opción es darse un buen baño en la piscina. Es genial disponer de una piscina en casa, pero como todo requiere de esfuerzo para mantenerla en perfectas condiciones y antes de usarla hay que hacerle una puesta a punto.

Mantener la higiene del agua

El agua hará que nos podamos refrescar durante los meses de verano. Para no coger ninguna enfermedad, tenemos que mantener la piscina en perfecto estado. La limpieza de la piscina se divide en varias fases:

limpiar-piscina

  1. Limpieza del vaso: Después de tantos meses sin usar vamos a proceder a limpiar tanto las paredes como el fondo de la piscina. Para ello hay frotar con un cepillo de cerdas duras para eliminar todas las incrustaciones calcáreas que el agua ha ido depositando. Existen productos desincrustantes específicos que pueden facilitarte la labor. Si utilizas este tipo de productos sigue las instrucciones de uso que recomiendan los fabricantes. finalizar la limpieza aclarando bien con agua limpia toda la piscina. Para que no te sea tan agobiante, realiza la limpieza un día nublado o a horas donde el calor no sea fuerte.
  2. Revisión de todos los componentes: Limpia y comprueba que funcionan todos los componentes mecánicos que están instalados en la piscina. Revisa todas las válvulas. Limpia los filtros y skimmers. Comprueba el buen funcionamiento de la bomba de agua.
  3. Llenar de agua la piscina: Abre las llaves de paso de agua, pon en marcha la bomba y dejar que el agua alcance un nivel que cubra la mitad de los skimmers. Durante el proceso de llenado se recomienda que no se haga uso de la piscina. Para evitar desbordes, haz un cálculo para saber el tiempo que tarda en llenarse tu piscina.
  4. Ajustar del pH del agua: Para que el agua esté limpia y no nos dañe debemos controlar que el Ph del agua de la piscina ha de estar entre el 7.2 y el 7.6. Se dice que un agua es ácida si su Ph es inferior al 7.1 y un agua es alcalina si su Ph es superior al 7.7 En el mercado, existen analizadores para que puedas examinar y corregir este factor. El Ph del agua de la piscina se regula con productos químicos.

El paso de ajustar el pH del agua lo tenemos que hacer porque tan malo es que esté alto como que sea bajo. Los efectos de un Ph alto son:

  • El agua puede producir irritaciones en las mucosas y la piel de los bañistas.
  • La esterilización del agua bajará
  • Se formará restos calcáreos.
  • El agua se pondrá oscura y turbia.

Por su parte, los efectos de un Ph demasiado bajo son:

  • El agua puede volverse ácida con provocando daños en piel y ojos.
  • Corroe el vaso de agua, probando daños en paredes y fondo.
  • Desinfección del agua: El agua no solo ha de estar limpia y cristalina sino también desinfectada. El cloro es el producto a utilizar para todos los microorganismos que pueden causar daños en los bañistas. Al igual que el ph, un exceso o defecto de desinfectante puede ser perjudicial para la salud. Se deberá controlar que el cloro libre esté entre 0.5 y 2 miligramos por litro de agua. En el mercado, existen medidores que te pueden ayudar a controlar el nivel de cloro. Hay que tener siempre la precaución de que cuando se añade cloro al agua no debe haber nadie dentro del agua. La aplicación de un algicida de forma regular evitará la aparición de algas y colaborará a la completa desinfección, junto con el cloro, del agua de la piscina.

Si se mantiene el Ph adecuado y el cloro en su justa medida, tendremos un agua limpia y saludable. La coloración de agua indica todo lo contrario.

Tu salud en manos de expertos

Puedes realizar la limpieza y el mantenimiento de tu piscina tú mismo o puedes confiar esta tarea en manos expertas. Numerosas son las ventajas de contratar el mantenimiento de tu piscina con una empresa de limpiezas:

  • Las empresas de limpieza efectuarán el mantenimiento de tu piscina de forma más eficaz y en menos tiempo.
  • Utilizan las técnicas más modernas, aplican los métodos idóneos y las herramientas más eficaces.

No tendrás que adquirir ni herramientas ni productos. La empresa los aporta.

  • Su personal está preparado y cualificado en la prestación de este servicio.
  • las empresas de limpieza ya saben utilizar los productos químicos más adecuados respetando las normas de higiene para el mantenimiento de piscinas.
  • Evitarás riesgos, por mala manipulación o desconocimiento de productos.
  • Saben aplicar los remedios apropiados a los problemas que pueda presentar el agua de tu piscina, de forma inmediata.

Contacta con nosotros. Te haremos un presupuesto ajustado a tus necesidades sin perder de vista la calidad del servicio que obtendrás. Disfruta de tu piscina sin correr ningún riesgo y sin ningún esfuerzo.