Dejar limpia tu casa después de las vacaciones

¿Te falta tiempo para dedicarle a la limpieza del hogar?

Ya hace días que se acabaron las vacaciones de navidad, pero la vuelta al trabajo y las salidas en busca de las rebajas de enero no nos han dejado tiempo para volver a poner a punto nuestro hogar. Es necesario una limpieza profunda tras recibir las visitas de amigos y familiares y de estar más horas preparando comidas y tocando todo.

Tu casa limpia después de verano

Los mejores trucos para una limpieza eficaz

Podemos atacar la limpieza del hogar de dos formas: intensiva o extensiva.

Una limpieza intensiva: no es muy apetecible, pero dedicar uno o dos días intensos para dejar listo el hogar hasta Semana Santa puede merecer la pena. O puedes optar por limpiar cada día un poco, pero se acumulará con las tareas diarias y no verás resultados llamativos.

En cualquiera de las dos opciones tienes que tener presente que antes de empezar hay que:

  • Planificar, priorizando las tareas urgentes
  • Repartir las tareas entre todos los miembros de la familia.

Ataca por zonas: cocina, baños y comedor. Las habitaciones las dejo, pues son responsabilidad exclusiva del que duerma en ellas. Se encargará de cambiar sábanas, desempolvar y ordenar muebles y limpiar suelo, primero pasando el aspirador y terminando por pasar la fregona con agua y jabón neutro.

En Cocina:

  • Limpiar los armarios y baldosas anejas a los fuegos.
  • Utilizar los electrodomésticos para facilitar lo máximo la tarea.
  • En el lavavajillas meteremos los filtros de la campaña extractora y toda la vajilla que aún no hayamos terminado de recoger.
  • La lavadora será la encargada de dejar toda la ropa perfecta. Cambia las sábanas, toallas y aprovecha para recoger las prendas de vestir de fiesta que de diario no utilizas.
  • Cocinaremos en microondas comidas saludables con dos propósitos volver a nuestro peso y cocinar sin limpiar en muy poco tiempo.

En los baños:

  • Hay que limpiar las baldosas con agua y vinagre blanco.
  • Quita la cal de grifería y mampara.
  • Desinfectar
  • Limpiar el espejo con alcohol para que dure más tiempo limpio.

En el comedor:

  • Ordenar y guardar todos los objetos que realmente no sean necesarios o que no sean nada decorativos.
  • Pasar el aspirador por todos los rincones y el sofá.
  • Limpiar con una bayeta humedecida los muebles y las puertas de huellas dactilares y polvo.
  • Asear el suelo utiliza un aspirador, mopa y fregona para conseguir eliminar cualquier resto de pelusa y manchas.

“Siempre hay una tercera opción”

Otra elección es contratar los servicios de limpieza a una empresa especializada y con experiencia en el sector. La empresa de limpieza realizará una puesta a punto y profunda para que mantengas tu casa en óptimas condiciones durante mucho tiempo. Pide información y presupuesto, a veces no merece la pena pegarse un palizón, económicamente nos puede resultar rentable.

¡Llámanos y descubre nuestros servicios!