Cómo limpiar tu alfombra y que parezca siempre nueva

Trucos para mantener en buen estado las moquetas

Las alfombras en casa decoran y dan calidez al ambiente, pero también son difíciles de mantener limpias. Todos los tejidos cogen olores y las alfombras son el escenario perfecto para que aniden los ácaros. Con el tiempo sus hilos se apelmazan y los bordes se van deshilachando.

Las alfombras por su composición, tamaño y colorido requieren de un cuidado especial y casi profesional o especializado. Su conservación es una tarea ardua, pero si queremos tenerlas siempre rutilantes y que perduren en el tiempo vamos a abordar la forma para que sea un poco más sencillo su mantenimiento.

¿Qué hacer?

  1. Aspirar regularmente con una aspiradora potente, a ser posible con cepillo turbo y con filtros HEPA, para atrapar el máximo posible de partículas de polvo y que no vuelvan al ambiente de la habitación.
  2. Limpiar las manchas al momento, no dejes que se sequen o penetren en los hilos. Cada mancha requiere de un tratamiento distinto. Por lo general con amoniaco rebajado en agua, pulverizando sobre la zona y cepillar sobre las manchas intentado no empapar el tejido, si es necesario, utiliza una toalla seca para ir eliminando la humedad y absorbiendo las manchas. Dejar secar a ser posible en una zona bien ventilada.
  3. Para eliminar olores, rociar con sal gorda, enrollar la alfombra y dejar actuar la sal durante la noche. Al día siguiente aspirar bien todos los granos.
  4. Una limpieza profunda una vez al año, eliminando ácaros y otros gérmenes. Este tipo de mantenimientos es mejor que la dejes en manos de profesionales. Tu salud y la de tu alfombra favorita están en juego. Ellos saben devolver todo su esplendor.

¿Cuál es el tratamiento profesional?

  1. Aspiración de toda la alfombra con aspiradores industriales, con un flujo de succión mucho más potente que las máquinas domésticas para retirar toda la suciedad incrustada entre los hijos que conforman el tejido.
  2. Les aplican un cepillado mecánico, donde utilizan una solución: mezcla de detergente y desinfectante, para aniquilar todas las bacterias agazapadas en la alfombra.
  3. Se les aplica un enjuague con agua clara y se succiona toda la humedad con máquinas especiales.
  4. Dejan secar las alfombras colgadas, para evitar marcas de pliegues ni dobleces, durante el tiempo suficiente para su total secado.

El mejor truco para tener la alfombra siempre perfecta es confiar un mantenimiento profundo y anual a especialistas. Seguro que saben y tienen maquinarias adecuada para dejarlas como el primer día.

En limpiezas la Aurora son profesionales de la limpieza, los años de trabajo y la formación continuada les permite llevar a cabo todo tipo de limpiezas incluida la de alfombras y moquetas. El equipo que integra Limpiezas la Aurora dará por finalizado el trabajo cuando usted se encuentre satisfecho con el resultado. ¡Contacte con nosotros y pida presupuesto!